Te voy a extrañar mano…

Este es el séptimo draft del blog post y todavía no doy con las palabras que le hacen justicia a lo que estoy sintiendo. Posponer mi angustia por el bien común es algo que me sale natural pero en este caso, me di cuenta rápidamente que tenía que seguir tu ejemplo y tirarme de pecho a este mar de emociones. Antes de avisarle al resto del corillo necesitaba asegurarme de que no era un mal entendido. ¡Lo que es la esperanza! En estos días uno no puede creer todo lo que lee en la red. La primera persona que me notificó que ya no vería más tus estatus en FB me confirmó que tu familia ya había posteado lo sucedido. No pasó mucho tiempo en lo que recibí una segunda confirmación de los hechos. El shock no se me ha pasado todavía.

Definitivamente un accidente de tránsito devastador a las 2:55am de un domingo de verano no era el final que tenía pensado para ti.

Aclaro. Para una persona tan vivaracha, alegre, jocosa, creativa y con espíritu libre, un malentendido o pelea en una barra hacía más sentido como causa de muerte que ser víctima de un conductor en contra del tránsito. Tu salida de este mundo merecía más gravitas, más wow, no algo tan mundano como ser una estadística para las compañías aseguradoras de vehículos de motor y de seguro mucho más que un byline de las noticias de un periódico local de Florida. ¿Recuerdas aquella noche en Vancouver? Cerramos el club casi a bofetadas porque sin querer ofendiste a alguien. Tu cara al darte cuenta de que lo que dijiste podría ser tomado como un insulto fue priceless: “I’m Puerto Rican, b@#%! (Oh wait, I did insult him!) Clásico Juan.

¡Uff! Tres veranos corridos como intern y miembro honorario de mi familia dejaron huellas indelebles en mi persona, bonitos mensajes de admiración mutua y cariño que jamás olvidaré. Cada verano regresabas con una sonrisa y en son de aventura, con una valentía y auto estima envidiable. Mil veces nos pediste que ajustáramos el flow, hacia arriba o abajo, de acuerdo con la ocasión, para poder disfrutar mejor en grupo. Traías la música por fuera y por dentro, y me hacías bailarla en contra de mi voluntad. ¡Que muchas veces íbamos a tu rescate después de una noche de “juerga”! Te ibas de rolling pin tres días y no era hasta que te reportabas que nos enterábamos de tu paradero actual. Never a dull moment with you around, buddy!

Se me partió el alma pensar que tus padres y tu novia no habían presenciado tus vitales primeros steps al mundo de #adulting, y que no íbamos a poder tener la oportunidad de compartir directamente con ellos todo lo que estamos sintiendo. Por ejemplo, recuerdo con una gran sonrisa el día que llegué a mi marquesina y me encontré con tu Jeep Compass del año. Yo en pleno layoff mode y tú empezando tu vida como ingeniero. ¡Lo que son las cosas! Me ayudaste a sobreponerme de mi pérdida de empleo como todo un caballero y campeón, y hasta dinero nos diste dinero por el cuarto que te prestamos en nuestra casa a pesar de que no te queríamos cobrar la renta. No estaría aquí sin tu apoyo y me hubiera gustado poder haberte ayudado más y mejor. Pensaba que tenía tiempo y que quizás podría devolverte el favor cuando anunciaras boda. Mi vida perdió un poquito de luz hoy. Esta vida es cruel mano.

Te ganaste mi corazón el día que en vez de quejarte de que mi esposo y yo nos peleábamos mucho nos dijiste que amabas como no nos tolerábamos el BS. Nos mencionaste que querías un matrimonio abierto y sin pretensiones, como el nuestro, de los que se hacen más fuertes con el tiempo y en la adversidad, alegando que nuestros argumentos pendejos eran prueba de que el amor incondicional existe. Toda esta madurez y flow no era de esperarse de un New England Patriot fan. (Es broma. :P) Tu sabiduría era refrescante y me dio mucha felicidad saber que habías encontrado una mujer con la cual compartir tu vida, adversidad y todo. Una dama que te ayudó a pelear tus dragones y demonios según se encaminaban juntos hacia un final feliz. *Sigh* Fuiste y serás siempre amado, por ella y por nosotros, dude. No lo dudes.

Jamás dejaste pasar una oportunidad para ser genuino y disfrutarlo todo. Pedaleaste por la vida con tus padres y hermanos siempre en tu corazón, muy admirable en alguien tan joven y emprendedor. Hiciste todo lo posible por tomar decisiones que los hicieran estar orgullosos de ti a pesar de tus locuras de juventud. Mi corazón está con ellos ahora mismo. Comparto su dolor con la esperanza de que puedan sobreponerse con fortaleza y valentía. No tengo idea de cómo van a aprender a vivir sin ti. Somos nosotros que te conocemos sólo hace cinco años y estamos devastados. Me hubiera gustado saber que querrías que hiciéramos para honrar tu memoria. Tengo que reírme porque creo que se lo q me contestarías. ¡Salud hermano!

Te vamos a extrañar eternamente. Vivirás en mis memorias, ahora y siempre.

Hugs, bro!

PD. No tengo fotos contigo porque cuando uno está en son de joda no guarda evidencia. 😎 Descansa en paz.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Blog at WordPress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: